#3 - Escalabilidad, islas tropicales y el elefante en la habitación

Explicamos algunos conceptos clave de cripto, como escalabilidad, airdrops o stablecoins, y uno de los problemas de reputación más importantes de bitcoin (y no es el consumo de energía)

¿Podemos publicar ya? ¿Por favor?

La semana pasada tuvimos que parar las rotativas y sacar un número especial. Hoy publicamos la cuarta newsletter, que aún así lleva el #3…Volvemos a la normalidad ya.

Hoy nos acercaremos a algunos conceptos relevantes que creemos que ayudarán a comprender mejor algunos de los fundamentos de las criptomonedas, como la escalabilidad o el marketing de las criptomonedas; así como noticias recientes provenientes de empresas del mundo real (Christies, eBay) y “cryptoland” (Kraken, Circle).

Para variar, esta vez no habrá ángulo sobre consumo energético, pero sí abordaremos otro célebre estigma: bitcoin es para traficantes.

Por cierto: hemos superado los 1000 suscriptores y nos encantaría empezar a responder a vuestras dudas y preguntas. Al final del email tenéis diferentes formas para lanzárnoslas.

Escalabilidad

Si bien la mayoría piensa que las emisiones de CO2, el uso ilícito, la alta volatilidad o la opinión de Elon son algunas de las fallas fundamentales de las criptomonedas, la verdad es que para los insiders estos temas son agua pasada o problemas con una solución en camino. Para ellos, hay preocupaciones más urgentes. Cosas que realmente pueden poner en peligro el futuro del ecosistema. La escalabilidad es uno de ellos.

Cada blockchain tiene una capacidad limitada para procesar transacciones. La cadena de bloques de Bitcoin, por ejemplo, escribe un nuevo bloque cada diez minutos que contiene ~ 1 MB de información con los detalles de la compra-venta. A medida que bitcoin ha ganado popularidad, ese período de tiempo y ese tamaño de bloque se han ido volviendo algo pequeños.

Si la capacidad de la cadena de bloques no crece proporcionalmente a la demanda, las fricciones del uso se vuelven demasiado grandes. Las transacciones tardan mucho en ser confirmadas, las tarifas se disparan, y se crea una barrera para acceder a las bondades de las criptomonedas y blockchain. Crypto nunca se convertiría en una solución financiera mundial, y podría morir de éxito si este problema no se resuelve.

Para los recién llegados a las criptomonedas, hagamos un pequeño paréntesis para dar una explicación sobre cómo funciona blockchain y por qué esto es importante. Vamos con una analogía: tiene lugar en una soleada isla tropical y ayuda a explicar la tecnología, al menos desde este ángulo en concreto.

Estamos en esa remota isla tropical, hace cientos de años. Una isla en la que unas pocas familias habitan pueblos esparcidos por su extensión, conviviendo pacíficamente. Por lo general, intercambian bienes entre ellos, pero a medida que aparecen más familias, sus números crecen y surgen más aldeas, el comercio se vuelve cada vez más complejo. Para ahorrar tiempo transportando mercancías de un punto a otro de la isla, construyen una inmensa cabaña en medio de la isla. Llevarán todos los bienes allí y, en lugar de entregarse cada artículo entre sí, registrarán quién es el propietario de qué a través de un cuaderno contable. Anotan, por ejemplo, que la familia A ha comprado 40 cocos a la familia B a cambio de 10kg de pescado. O que la familia C le ha comprado una barca a la familia D por 400 cocos (es una barca muy cutre). Al final del día, todos simplemente revisarán los libros, se llevarán a casa lo que los apuntes digan que compraron y harán entrega de lo que los apuntes digan que vendieron.

Inicialmente, ese libro contable lo administra una sola persona. Un hombre que rastrea las transacciones y las escribe en orden. Pero con el tiempo, este hombre se vuelve corrupto. Empieza a hacer trampas con los precios, a aceptar sobornos, a cobrar comisiones injustas…

Los habitantes de la isla deciden actuar. Ya no habrá un único libro contable. Cada familia tendrá su propio libro de transacciones, manejado por un escriba, encargado de la contabilidad, proveniente de cada una de las familias. Se construye un escenario en el medio de la cabaña, y cada transacción se proclama en voz alta para que todos los escribas tomen nota. No hay una sola copia del libro mayor, sino tantas como familias, lo que hace que el soborno o la manipulación de registros sea tan costoso que se vuelve prácticamente imposible manipular el mercado. Al final del día, se compararán todas las notas y la información contenida en la mayoría de ellas se anotará en un libro final, que es lo que determinará quién se lleva qué a casa.

Esta solución descentraliza la supervisión y, por lo tanto, proporciona más seguridad a todo el sistema, pero también lo hace más lento y menos escalable. Cuantas más familias participan en el proceso, más escribas toman notas en sus cuadernos. Más tiempo anotando cada transacción y más tiempo, al final, comparando las notas finales.

De vuelta en el mundo real, tiempo presente, Vitalik Buterin acuñó el término " el trilema de blockchain" cuando describió los problemas relacionados con la escalabilidad. Básicamente dice que en el estado actual de las cosas en cripto solo pueden concurrir dos de tres elementos: descentralización, seguridad y capacidad. Al ecosistema le interesa que existan tantos nodos (= escribas, en nuestra isla) como sea posible para garantizar la fiabilidad sin una autoridad centralizada y corruptible.

Además, la abundancia de nodos hace que jugar con el sistema sea cada vez más difícil. Pero también más lento. Cualquier medida orientada a acelerar el proceso requeriría hacer concesiones en cuanto a centralización o seguridad.

Muchos han advertido sobre una catástrofe maltusiana cerniéndose sobre las criptomonedas: afirman que solo pueden crecer hasta cierto punto antes de que todo el sistema colapse. Pero la tecnología siempre encuentra respuestas. Una de ellas, o más probablemente una combinación de varias, probablemente ayudará a solucionar el problema. Veamos cuáles hay sobre la mesa ahora mismo.

  • Aumento de la capacidad de los bloques. Es la solución más sencilla: crea inmediatamente más espacio, pero ¿qué pasará cuando el tamaño del bloque actual vuelva a ser demasiado pequeño? Además, bloques más grandes llevan a que los nodos necesiten mejor hardware, lo que perjudica la descentralización. Pan para hoy, hambre para manaña.

  • Optimización de la cadena de bloques. Bitcoin ya recortó la información que ingresaba a cada bloque, moviendo fuera delinformación que no era imprescindible (SegWit, Segregated Witness). Algo así como permitir que los encargados de la contabilidad en nuestra isla escriban solo las iniciales de los nombres, en lugar de los nombres completos de las personas implicadas en las transacciones. Sin embargo, esto parece más una buena práctica de mantenimiento básico, más que el salto evolutivo que la tecnología pide.

  • Soluciones L2 o de segundo nivel. Actualmente, cada transacción de Bitcoin o Ethereum paga las mismas tarifas independientemente de si se trata de un café de 2€ en BTC o una transacción multimillonaria entre wallets de Ethereum. Una posible mejora sería “apilar” blockchains en capas: una blockchain que sacrifica un poco la descentralización en favor de transacciones mucho más baratas, y una blockchain principal que solo se usaría, por ejemplo, para resúmenes diarios, limitando el número de operaciones.

  • Una blockchain de blockchains. En lugar de tener la blockchain principal y varias blockchains secundarias, podemos tener una red de diferentes blockchains, con un protocolo que las conecta y hace posible enviar mensajes y transacciones. Es una solución tecnológicamente muy compleja, difícil de implementar, pero que mejora la capacidad de por varios órdenes de magnitud. Este es el enfoque que sigue a Ethereum 2.0 y sus shards, Polkadot y sus parachains, y Cosmos y sus zones.

El impacto de la escalabilidad en el futuro de las criptomonedas es tan grande que amenaza su capacidad de convertirse en una solución financiera global si no se resuelve. Pero Malthus estaba equivocado acerca de los humanos. Tal vez haya esperanza para las criptomonedas.

¿Podemos volver a la isla?

⬡ Six Angles

Seleccionamos seis temas para ilustrar los diferentes ángulos a través de los cuales aproximarse al mundo cripto. Seis, como el número atómico del carbono. Podrían ser docenas, pero nos pasaríamos una vida escribiendo.

1. Marketing | Airdrops

Algunos dirán que las criptomonedas han reinventado la rueda a la hora de hacer marketing. Que simplemente cogen una técnica antigua y le dan un nombre elegante. Y no estarían equivocados.

Los Airdrops son los cupones de las criptomonedas. Cambia el cupón de descuento por un token y el buzón donde se deja caer el cupón por una wallet, y tienes los airdrops.

Consisten, simplemente, en depositar unidades de una criptomoneda en las wallets de otra gente. Regalar criptomoneda, en otras palabras. A veces sin permiso o conocimiento del destinatario, a veces a cambio de algo como una publicación en redes sociales o de proporcionar un correo electrónico. Como los cupones, casi, vaya.

Pero hay una cosa importante sobre los airdrops que los hace diferentes: el mundo de la criptomoneda depende mucho de los efectos de red. Cada usuario que posee una moneda está legitimando el proyecto y por lo tanto agregando valor. Si hablan de un token, si lo usan (tal vez en los sistemas de gobernanza), si lo intercambian (aunque no solo venda para deshacerse de ellos)… están ayudando a construir una legitimidad que es el cemento que mantiene unidos los componentes básicos. A veces incluso se hacen trampas, como regalar tokens a "famosos", cuyas wallets son bien conocidas como una forma de conseguir un fingido apoyo al proyecto. Los airdrops, al final, son cupones con reputación.

2. Reputación | El uso ilícito de Bitcoin

La semana pasada, Nic Carter, embajador de criptografía, friki de los datos y filósofo, intervino en televisión para tratar de rebatir una de las críticas más añejas hacia bitcoin: su uso para fines ilícitos.

La imagen de Bitcoin como herramienta para delincuentes está bien arraigada. Algunas figuras financieras públicas muy relevantes, entre ellas la secretaria del Tesoro de Biden, Janet Yellen o la presidenta del Banco Central, Christine Lagarde, han compartido abiertamente sus reservas, alimentando una narrativa que data desde los inicios de la moneda. Y con Silk Road (un mercado negro con bitcoin como única moneda) o los ataques de ransomware Wannacry (que aceptaban pagos solo en bitcoin) como dos de los casos de uso más populares a los ojos de la gente común, podemos entender por qué esa narrativa ha arraigado.

Pero según un informe reciente de Chainanlysis, una compañía de análisis de blockchain que proporciona investigación para mejorar el cumplimiento y la lucha contra el crimen en blockchain, el dólar se usa más para fines ilícitos tanto en términos absolutos como relativos.

Según un extracto del informe de 2021 de Chainalysis, en 2019, la actividad delictiva representó el 2,1% de todo el volumen de transacciones de criptomonedas (aproximadamente $ 21,4 mil millones en transferencias). En 2020, la participación criminal de toda la actividad de criptomonedas cayó a solo 0.34% ($ 10.0 mil millones en volumen de transacciones).

Según la ONU, se estima que entre el 2% y el 5% del PIB mundial ($ 1,6 a $ 4 billones) anualmente está relacionado con el lavado de dinero y la actividad ilícita. Esto significa que la actividad delictiva que utiliza transacciones de criptomonedas es mucho más pequeña que la moneda fiduciaria y su uso disminuye año tras año.

Extraído del artículo de Forbes “The False Narrative of Bitcoin’s Role in Illicit Activity

Nos creamos o no las palabras de Nic Carter, Chainalysis u otros defensores de la inocencia de bitcoin, existen algunos argumentos de peso en la defensa de la criptomoneda.

En palabras de Nic Carter, “cualquier sistema monetario se va a utilizar para delinquir”, y nadie pidió la prohibición de los dólares “porque Pablo Escobar escondió montones de ellos en su sótano”. Culpar a Bitcoin por el uso ilícito suena tanto como matar al mensajero como pedir la prohibición de las transferencias bancarias porque ayudan al blanqueo de capitales.

Además, bitcoin es rastreable. En palabras del ex director de la CIA, Michael Morell, “la blockchain en la que se registran las transacciones de Bitcoin es una herramienta de investigación infrautilizada”. Morell se ha convertido recientemente en un portavoz público de bitcoin, a petición del Crypto Council for Innovation, un lobby creado por algunos de los peces más gordos de criptomonedas, Coinbase, Fidelity Square y Digital Assets. El Consejo solicitó un análisis al exjefe de la CIA (“los términos del compromiso fueron que yo lo llamaría a las cosas por su nombre, con objetividad y transparencia ”, afirma en la introducción), donde concluyó que la transparencia de la cadena de bloques de bitcoin es un activo muy poco explotado en la lucha contra el crimen. Y uno que proporciona incluso más herramientas para la lucha contra el crimen que las disponibles para otros sistemas de pago tradicionales.

Al margen de que se crean o no los datos de Chainalysis, estas dos observaciones como mínimo deberían llevar a los más críticos a revisar sus creencias.

3. Subastas | eBay & Christie’s

“Cualquier forma de coleccionismo es la convergencia entre pasión, interés y oportunidad”. ¿De dónde crees que proviene esta cita? ¿Del blog de eBay o de la web de Christie’s?

Ambas empresas hicieron una aparición simultánea hace semanas en el mundo de las noticias de cripto. En tiempos tan oscuros para el ecosistema como fue el mes pasado, eBay y Christie’s traen algo de luz, con más ejemplos de adopción.

El caso de Christie's no es nuevo. La casa de subastas más grande del mundo vendió 9 Cryptopunks, pertenecientes a la colección de los fundadores de Larva Labs por poco menos de $17 millones. Aunque quizás la parte más extraña es que los Cryptopunks se vendieron el mismo día que una obra de Basquiat.

Esta no es la primera vez que Christie's entra en el ámbito del arte criptográfico. Hace solo unos meses, vendió la obra de arte digital de Beeple por 69 millones de dólares.

Beeple hizo historia, y Christie’s junto con él, vendiendo un trabajo que existe solo digitalmente, un JPEG al que puede acceder y almacenar libremente cualquier persona con una conexión a Internet y algunos megabytes de memoria de sobra. (Forbes).

Y no es el último caso. Christie's está en racha con los NFT. Solo dos días después de la subasta de Cryptopunk, la modelo Emily Ratajkowski vendió la propiedad de una foto de su Instagram por 140.000 dólares. Y unas semanas más tarde, algunas piezas de arte digital desenterradas de disquetes pertenecientes a Andy Warhol se vendieron por más de $3 millones. Parece oportuno que sea Warhol el artista que ha inaugurado esta peculiar fusión entre lo antiguo y lo nuevo.

El caso de eBay es ligeramente diferente. La casa de subastas online anunció recientemente que comenzaría a permitir la venta de NFT en su plataforma, aunque dentro de unos límites. Solo podrán hacerlo ciertos vendedores de confianza, y únicamente si utilizan sus formas tradicionales de pago, aunque la compañía admite estar explorando las posibilidades de aceptar criptomonedas.

En ambos casos, sin embargo, parece haber un ajuste perfecto. Los NFT tienen un lugar en el mundo de los adultos.

La cita al principio, por cierto, es de eBay. Jordan Sweetnam, vicepresidente senior, lo escribió en el blog de eBay.

4. IPOs | Kraken and Circle

Cuando Coinbase finalmente cruzó la calle y se unió al mercado financiero convencional a través de su IPO, todos nos preguntamos quién podría ser el próximo. Dos candidatos están dando pasos claros: Kraken y Circle.

Kraken es uno de los históricos en el mundo de los exchanges. Se puede llamar “histórica” a una empresa fundada en 2011 cuando su razón de existir, en este caso bitcoin, solo le precede en dos años. En sus diez años de vida ha sido uno de los aceleradores de adopción de criptomonedas más relevantes. Podríamos decir que empresas como Kraken o Coinbase son los bancos que se han inventado las criptomonedas.

La salida a bolsa de Kraken lleva un tiempo asomando la patita, aunque la reciente caída de precios arrojó una cierta sombra de duda sobre ella. Las posibles intervenciones regulatorias que en parte causaron la caída provocaron algunos rumores de que Kraken estaba considerando abandonar los EE.UU. Pero la compañía está mostrando compromiso con su IPO, que probablemente ocurrirá en 2022, con una valoración que actualmente se estima en $4BN. Dan Held, director de publicidad de marketing y crecimiento de Kraken, afirmó recientemente que "todo parece estar todavía en camino para una cotización directa en algún momento de 2022".

Circle es otra empresa que está dando pasos hacia el mercado convencional. Circle es una infraestructura de pagos y tesorería que está llevando el poder de las stablecoins. Circle recaudó recientemente 440 millones de dólares en un movimiento que se interpreta como el primer paso hacia un acuerdo de SPAC. Las SPAC (Sociedades de Adquisición de Propósito Especial) son vehículos corporativos para las finanzas públicas. Empresas sin operaciones, constituidas para reunir capital. Por cierto, se dice que el SPAC de Circle tiene una valoración objetivo de 4 mil millones de dólares.

Demos la bienvenida al equipo de los $4BN.

5. La gráfica | Stablecoins

En nuestra edición especial del momento de catástrofe, mencionamos el hecho de que, si bien el precio de los activos (BTC, ETH, lo que sea) estaba sufriendo un gran golpe, había razones objetivas para no perder el optimismo. Sin estar seguros de lo que sucederá en el futuro cercano, sí parece que el reciente terremoto tiene una explicación psicológica: había buenas razones para el miedo, de hecho, con los presagios regulatorios. Pero los cimientos del ecosistema criptográfico parecen sólidos. Sólidos como para aguantar los golpes. La crisis de abril de 2021 nunca pareció la muerte de la criptoeconomía. Algunas métricas duras de la blockchain ofrecían una mirada a través del humo y las cenizas y permitían un análisis más frío.

Mencionábamos por ejemplo el NVT price and ratio (una estimación del valor de bitcoin basada en la actividad en la cadena de bloques, y no en el precio que se muestra en las plataformas de pago). Hay otros KPI posibles, como carteras activas de bitcoin o Ethereum, que podrían ser el equivalente a la cantidad de cuentas bancarias abiertas. Hoy veremos las stablecoins en circulación.

Las stablecoins merecen una publicación para sí mismas (desde este momento nos comprometemos a ello). Son uno de los más importantes puertas de entrada hacia las criptomonedas y un activo que se ha convertido en un motor del sistema. Las monedas estables son criptomonedas cuyo valor está vinculado a un activo externo, como USD o EUR. Aprovechan los beneficios de las criptomonedas (velocidad de transacción, descentralización ...) y eliminan la volatilidad, lo que las convierte en una moneda ideal para el uso, más que para la inversión.

Durante la última caída, el número de monedas estables no disminuyó. Muchos inversores intercambiaron criptoactivos por monedas estables, pero no convirtieron esas monedas estables en euros o dólares. El dinero no salió del sistema. Estaba subido en la acera, probablemente esperando volver

6. Análisis | ¿Y ahora qué?

Probablemente deberíamos hablar del tema principal, y tratar de dar nuestra opinión sobre dónde estamos ahora y qué va a pasar a continuación. La caída de las pasadas semanas fue lo suficientemente dramática como para merecer más atención. Esta es nuestra opinión, pero con disclaimer: no sabemos qué va a pasar. Si alguien dice que lo sabe… no te fíes.

Parece que el gran terremoto ya pasó. Los precios se están recuperando lentamente y podemos ver señales de que los inversores a largo plazo vuelven a comprar.

No hay noticias de China (no news, good news) o de otros organismos reguladores. Puede que el miedo todavía está ahí, pero ahora se siente más como una resaca. Algunos granjeros chinos están trasladando su actividad a otros lugares, como Kazajstán, o vendiendo su hardware. Pero el pánico ya no está ahí.

¿Se está calentando la criptografía para volver a salir al campo? No podemos afirmarlo, nadie puede. Pero nosotros creemos.

La semana pasada superamos los 1000 suscriptores a nuestra newsletter (recuerda que tenemos una versión del mismo contenido en inglés, “like and subscribe”). Ahora que empezamos a reunir a una comunidad, querríamos conocer vuestras dudas y áreas de interés. Si hay cualquier tema que queréis que abordemos, escribidnos a team@carbono.com, o buscadnos en Twitter como @carbono_com, @raulmarcosl o @mrubio.